Una ciudad japonesa devastada por un tsunami hace nueve años se está asociando con Nokia para salvar vidas con una red única de drones. La ciudad de Sendai encargó al gigante de las telecomunicaciones el desarrollo de un plan para desplegar UAS para responder de manera más efectiva a raíz de terremotos, tsunamis y otros desastres naturales. Los drones pueden proporcionar una respuesta más rápida a tales desastres. Y la velocidad es esencial cuando ocurre un tsunami: olas mortales impulsadas por el terremoto de 9.1 corrieron hacia la costa a 800 Kmph.